Y entonces empecé a vivir

Y entonces empecé a vivir

 
Párkinson
 
Esto fue lo que me dijo la neuróloga tras dos angustiosos años de pruebas y medicaciones.
 
Recibí tal noticia con 30 años y mi segundo hijo de 2, al brazo.
 
La verdad es que después de toda la incertidumbre y miedo a morir que pasé, sentí alivio al conocer porfin el diagnóstico: párkinson.
 
– De esto no me muero, no?, le pregunté a mi neuróloga.
 
Y es que claro, me estaban descartando enfermedades mortales tales cómo cáncer, esclerosis….y esto me aterraba, aunque tenía claro que no sabía cómo se hacía, pero que si hay gente que lo supera, yo también lo iba a hacer
Y así ,es cómo se me encendió la cuenta atrás, y entonces, empecé a vivir..,
 
 
 

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *