Ser mujer con párkinson

 El ser mujer , en mi caso, me perjudico ya que los cambios hormonales que sufrimos con la menstruación, en los embarazos, la menopausia, todos me han afectado negativamente. 
 
 
Cada mes tenía dos semanas terribles , la de antes y la de después. Pero cuando fui mama por primera y unica vez, empeore de manera exagerada. 
 
Empezaré diciendo que yo tengo la mutación genética llamada Parkin y otra mutación en un gen mal formado.
 
 Los primeros temblores aparecieron cuando tenía 15 años de edad, así que a mis 58 años se podría decir que llevo casi una vida en la mala compañía del inquilino señor párkinson, ya no recuerdo como era mi vida cuando todo era normal, cuando no habían dudas y existía esa seguridad e independencia tan necesarios para sentirse bien. 
 
El diagnostico tardo en llegar años pues , por aquel entonces nadie pensó que mis temblores eran por tener esta enfermedad, era demasiado joven . Me pasé años entre ingresos y altas, pruebas y mas pruebas y no salía nada. 
 
Yo no creo que se investigue lo suficiente para encontrar la solución a nuestro problema, teniendo en cuenta que lo esencial que es saber porque ,como y cuando empieza la enfermedad, lo desconocen. Pero admito que hay muchas enfermedades y raras y no hay suficiente presupuesto. 
 
Lo único que si recrimino es que la sociedad desconoce que no es un mal de gente mayor , cada vez empieza la gente mas joven y lógicamente, no son los mismos problemas cuando la enfermedad aparece a una edad temprana, que un anciano con 80 años. 
 
Conozco muchos enfermos que ocultan el párkinson por miedo al rechazo y me parece muy duro y triste pasar por esto solo, todos sabemos que sin ayuda es difícil sobrellevar esto, compartir y comprensión es la mejor medicina. 
 
Bueno gracias por crear este blog y un saludo a todas
 
Pilar Juan Martínez 

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *