Receta de mermelada de higos

Si nos sigues en Instagram, habrás visto que últimamente os hemos retado a desayunar sano (y enseñarlo). Además de publicar vuestras fotos, nos gustaría también compartir algunas ideas de recetas que os pueden servir para complementar vuestros desayunos y meriendas con un toque dulce o salado, siempre lo más natural y sano posible.

Hoy el reto que te proponemos es hacer tu propia mermelada en casa. ¿Te atreves? En abstracto parece algo muy laborioso, pero te aseguro que es facilísimo. Y esta receta de mermelada de higos en concreto sale buenísima. La receta original es de Ffitcoco así que todo el mérito es para ella.

Cuando la tengas preparada, no vas a poder esperar a untar tus tostadas integrales con ella, o a incorporarla en canapés, o tomarla junto con unas deliciosas (y sanísimas) crepes de trigo sarraceno. Hay mil maneras de tomar esta mermelada de higos, todas ellas deliciosas.

Como siempre, consume esta mermelada con moderación por su alto índice glucémico. Pero que no te amargue un dulce: mil veces mejor esta mermelada que cualquiera de bote.

Ingredientes para la receta de mermelada de higos

Estas cantidades son para 5 botes pequeños:

  • 30 higos (aproximadamente)
  • 2 manzanas
  • Agua
  • Azúcar moreno, panela u otro endulzante (opcional)
  • Canela

Preparación de la receta de mermelada de higos

Pela los higos y trocéalos. Haz lo mismo con las manzanas. Reserva.

En una olla grande, pon un dedo de agua, un poco de canela y, si quieres, una cucharada de azúcar moreno o panela (u otro endulzante). Este paso es opcional, los higos ya son muy dulces y el sabor final es parecido con endulzante o sin; y si te lo saltas controlarás mejor el índice glucémico. Lleva el agua a ebullición.

Cuando hierva, añade las manzanas y cocínalas con la tapa puesta a fuego más bien lento (que no esté el agua a borbotones) durante 10 minutos. Pasado este tiempo añade los higos, remueve y vuelve a tapar. Cocínalo todo junto a fuego suave durante 40 minutos más.

Deja reposar un poco y ya puedes batirlo todo junto hasta lograr una textura cremosa. Pon la mermelada en tarros y los tarros al baño María durante 10 minutos. Esto es para sellar los envases y que la mermelada quede jugosa.

Deja enfriar y cuando estén los tarros templados mételos en la nevera toda la noche para que cuaje la mermelada bien. Una vez hecho esto, servir y disfrutar de lo lindo.

Qué nutrientes lleva esta receta de mermelada de higos

HigosProporcionan vitaminas antioxidantes (A y K) y minerales como el potasio, el calcio, el magnesio, el hierro y el cobre, además de ser una fuente importante de fibra. Son altos en azúcares, es decir, proporcionan energía inmediata y están muy recomendados para personas que hacen ejercicio intenso de manera regular.
ManzanasTienen una función reguladora del intestino, ya que contiene a la vez fibra soluble e insoluble. Son ricas en antioxidantes; en vitaminas del grupo B (B1, B2 y B6) que son neuroprotectoras; y en vitamina C, fósforo, potasio y calcio. Facilitan la digestión de las grasas y se recomienda tomarlas sin pelar porque la piel contiene pectina, que protege las mucosas del intestino. Eso sí, si te la comes con piel, que sea ecológica.
Canela CeylánEs antioxidante y hay estudios que indican que podría prevenir la aparición de demencia y Alzhéimer. También ayuda a regular la glucosa y el colesterol. Importante que si la vas a consumir cada día, compres canela Ceylán y no canela a secas.
PanelaEs un tipo de azúcar sin refinar, con lo que su aporte nutricional es mejor que el del azúcar blanco. Al ser integral, incorpora fibra y es un endulzante totalmente natural, sin aditivos químicos. No deja de ser azúcar, sin embargo, así que tómala con moderación.

Y tú, ¿cómo vas a combinar tu mermelada de higos casera? Estamos deseando que des rienda suelta a tu creatividad y compartas el resultado con nosotras.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.