Receta de salmón al horno con salsa Tamari

Seguro que sabes que, con Párkinson, te conviene incorporar el pescado azul a tu dieta por la cantidad de ácidos grasos que lleva. El salmón pertenece a esta categoría de pescado y te interesa ficharlo, porque con 10 minutos de horno queda hecho, siempre sale bien y es un auténtico manjar. Y si lo acompañas de verduritas, aún mejor.

La receta de salmón al horno que te proponemos hoy es una de esas recetas comodín que te permitirán arreglar una comida o una cena sana en un periquete y casi sin esfuerzo, ya que se hace todo solo. Y, además, es una receta enriquecida gracias a la salsa Tamari, que te recomendamos que tengas siempre en tu despensa.

Ingredientes para la receta de salmón al horno

Los ingredientes son para 4 personas:

  • 2-3 supremas de salmón (sin hueso ni espinas)
  • 2 patatas
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • 1 pimiento verde italiano
  • Salsa Tamari
  • Sal y pimienta negra
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación de la receta de salmón al horno

Precalienta el horno a 190º.

Trocea las patatas a láminas finitas y distribúyelas sobre una fuente para horno. Trocea la cebolla en juliana y ponla por encima. Trocea los tomates a rodajas finitas y el pimiento en trozos pequeñitos y ponlos por encima. Cada vez que añadas una hortaliza, sazónala con un poquito de sal.

Añade a la fuente 1-2 vasos de agua y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, y pon la fuente en el horno durante 30 minutos a 190º. Cuando lleve 20 minutos, saca la fuente y sazona las hortalizas con pimienta negra al gusto. Remuévelas y mézclalas un poco para que no se peguen y queden todas bien blanditas.

Mientras tanto, prepara las supremas de salmón. Córtales la piel de la base y asegúrate de que cada suprema tiene más o menos el mismo grosor para asegurarte de que se harán bien por dentro y quedarán jugosas. Si tus supremas tienen un trocito menos grueso, cortalo y resérvalo para otra preparación. Sazónalas con sal al gusto.

A los 30 minutos las patatas ya estarán blandas. Saca la fuente, mezcla de nuevo las hortalizas y distribuye las supremas de salmón por encima. Échales a todas un buen chorro de salsa Tamari y de nuevo al horno a 190º.

Cocina las supremas durante 10 minutos, no más porque si no quedarán secas. Saca la fuente, deja enfriar un poco y sirve el salmón con las hortalizas sin olvidarte de añadir por encima el caldito resultante, lo más rico para mojar pan.

Qué nutrientes lleva esta receta de salmón al horno

SalmónAdemás de su aporte proteico (las proteínas intervienen en la producción de dopamina), es muy rico en Omega 3 y por tanto muy bueno para tu cerebro. También aporta triptófano, un aminoácido esencial (que debe consumirse a través de la dieta porque el cuerpo no puede producirlo) que ayuda a regular el sueño, y un montón de vitaminas interesantes: A (protege las mucosas), D, B12 y B3 (todas neuroprotectoras). Es antioxidante y contiene selenio, hierro y zinc.
PatataEs muy rica en vitaminas B1, B2, B3 y B6, que son neuroprotectoras. También es rica en ácido fólico (B9), que ayuda a regular la homocisteína, que es neurotóxica y suele estar elevada en pacientes que toman levodopa.
Pimiento verdeEs antioxidante, y su vitamina C contribuye a la correcta absorción del hierro. También lleva vitamina A, vitamina K, vitamina B6 (que interviene en la producción de dopamina) y potasio.
CebollaProtege la función hepática, la vesícula y el páncreas. Favorece el tránsito intestinal, es antioxidante gracias a su vitamina C, y neuroprotectora gracias a su alta concentración en ácido fólico (B9) y vitamina B6 (que interviene en la producción de dopamina). Es diurética y depurativa, ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas.
TomateAlto poder antioxidante gracias al licopeno y a las vitaminas C y E. También protege la vista y repara las mucosas (como las intestinales) gracias a su vitamina A. Ayuda a regular el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra, y también es un alimento diurético. Mejora la circulación sanguínea gracias al hierro y a la vitamina K de su composición.
Pimienta negraEs muy rica en magnesio, un mineral que entre otras cosas interviene en muchas síntesis bioquímicas, entre ellas la de la función muscular y la síntesis proteica, esencial para producir dopamina. Incluye todas las vitaminas del grupo B (neuroprotectoras), A (protección de mucosas), C y D (antioxidantes). También aporta potasio, calcio, hierro, zinc, sodio, fósforo y fibra.
Salsa TamariEs una salsa de soja pura que se elabora con el poso del miso, un potente saborizante probiótico oriental. Aporta 12 aminoácidos esenciales, antioxidantes y ácido acético, además de hierro y enzimas que facilitan la digestión y mejoran la absorción de proteínas. Además, no enmascara los sabores sino que los potencia, ¡va bien con todo!
AOVEEl AOVE es una grasa buena, que no puede faltar en la dieta de las personas con Párkinson. Las grasas buenas son fundamentales para el correcto funcionamiento del sistema nervioso (especialmente el cerebro) y el funcionamiento hormonal.

Esta receta de salmón al horno se convertirá en uno de tus platos fijos, verás qué bueno queda el salmón y lo poco que dura en el plato.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.