Pico de gallo

Este es un ejemplo de salsa fresca o salsa cruda, es decir, una salsa sin cocinar que se utiliza como condimento en la mesa o en los puestos callejeros. Además, puede usarse como base para otras recetas, como iremos viendo en las próximas semanas; es uno de los “building blocks” (bloques de construcción). Hay muchas variaciones, pero esta sencilla versión es conocida en todas partes. El pico de gallo se suele comer con totopos[1], pero se puede servir con casi cualquier tipo de plato: frijoles o habichuelas, huevos, tortillas mexicanas y antojitos[2] varios, o carne, pescado o aves. Es fundamental que los tomates estén maduros, pero maduros de verdad, y deben ser tirando a dulces y que se consuma de inmediato, aunque también podemos saltearla rápidamente usando un poco de manteca de cerdo, mantequilla o aceite vegetal como base para muchos otros platos. Mi madre añadía chiles para los adultos pero no para los niños. Aun así, estaba muy bueno. La receta especifica que usemos orégano mexicano, pero, si no lo tenéis a mano, podéis usar mejorana u otro tipo de orégano . El orégano mexicano es distinto del que conocemos en otros países, su sabor es más potente. Un truco para resaltar el sabor del orégano es deshacerlo un poco con los dedos cuando lo añadáis al resto de los ingredientes. Para esta receta os hará falta un buen cuchillo o un robot de cocina y lo tendréis todo listo en 30 minutos.

Ingredientes

1 diente de ajo picado

Sal gorda

4 tomates grandes y maduros, picados

45 g de cilantro picado

6-8 cebolletas, picadas finas, con algo de verde

2-4 chiles jalapeños o serranos, con la parte superior recortada pero sin semillas, o usar más o menos al gusto

1 cucharadita de orégano mexicano

Zumo de ½ lima

Totopos

Elaboración

1. En un recipiente grande, picar los ingredientes y mezclarlos.

2. Servir con totopos.

Valor nutricional

Cebollas

Protege la función hepática, la vesícula y el páncreas. Favorece el tránsito intestinal, es antioxidante gracias a su vitamina C, y neuroprotectora gracias a su alta concentración en ácido fólico (B9) y vitamina B6 (que interviene en la producción de dopamina). Es diurética y depurativa, ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas.

Tomates

Alto poder antioxidante gracias al licopeno y a las vitaminas C y E. También protege la vista y repara las mucosas (como las intestinales) gracias a su vitamina A. Ayuda a regular el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra, y también es un alimento diurético. Mejora la circulación sanguínea gracias al hierro y a la vitamina K de su composición.

Cilantro

El cilantro es una hierba aromática. Además de sus enormes posibilidades culinarias, existe un cierto consenso ante las propiedades y beneficios para la salud que tiene el consumo de cilantro e incluso los aceites esenciales que pueden obtenerse de él. Su análisis químico permite observar que se compone de pocas calorías, está prácticamente libre de grasas y colesterol, contiene importantes cantidades de potasio y también sodio, hidratos de carbono y proteínas. Las hojas frescas son ricas en vitamina C, mientras que las secas y las semillas lo son en vitamina K. También posee vitamina A, B1, B2

Ajo

Su contenido calórico es de 114 kcal por cada 100 g. Sus componentes mayoritarios son el agua, los hidratos de carbono (24,3%) y la fibra (1,2%). En menor proporción, contiene proteínas (5,3%), grasas (0,23%) y minerales como cinc (1,1 mg/100 g), fósforo (134 mg), calcio (17,8 mg) y hierro (1,2 mg), y algunas vitaminas, entre las que destaca la vitamina C (14 mg) y en menor cantidad B1 (0,16 mg) y B2 (0,02 mg) e indicios de vitamina A.

Chile jalapeño

Proporciona al organismo Vitaminas A, B6, B12, C, y D en distintas cantidades; 15 miligramos de magnesio, 0,9 gramos de proteínas, 12 miligramos de calcio, y 0,3 miligramos de hierro. antimicrobianas. De hecho, es una de las plantas que contiene más antioxidantes.

Orégano

El orégano contiene vitaminas A, C E y K, así como fibra, folato, hierro, magnesio, vitamina B6, calcio y potasio. Además, el orégano, que algunas veces es llamado “mejorana” contiene potentes fitoquímicos que ofrecen potenciales beneficios de salud.

Lima

La lima contiene potasio, que es necesario para la transmisión y la generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal y también interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.Y es astringente, de modo que ayuda a la hora de tratar diarreas

Totopos

Esta singular tortilla de maíz forma parte importante de la dieta de los pueblos del Istmo Oaxaqueño y constituye unaherencia ancestral de los pueblos
mesoamericanos . Es un cereal muy nutritive. Además, el consumo de maíz influye positivamente sobre nuestro estado de ánimo, concentración, memoria y sueño gracias a sus excelentes aportes de vitamina B1 (es uno de los alimentos más ricos), B3 y ácido fólico.


[1] En España, los (mal)llamamos nachos. En realidad, los totopos son los triángulos de tortilla (mexicana) fritos.

[2] Según el DRAE, “Pequeñas porciones de masa de maíz, cocinadas de formas diversas y acompañadas de ingredientes variados.”

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.