Mujer, Párkinson y embarazo

Sólo han contado sus experiencias tres mujeres, Marta Sala, Laia Ordóñez  y  Montse Cortijo, ellas representan a otras mujeres que han pasado por la misma experiencia. Gracias a las tres.

 
  «A pesar  de los limitado números  de embarazos de mujeres con la enfermedad de Parkinson., el impacto que tiene el embarazo en la muuer y el efecto que tiene la enfermedad de Parkinson en el embarazo han demostrado un aumento de los síntomas motores y no motores durante el embarazo, aunque rara vez es lo suficientemente significativo como para afectar el nivel general de funcionamiento de la mujer. Los síntomas no motores (como fatiga, estreñimiento y depresión) parecen mejorar después del parto, pero cualquier progresión de los síntomas motores (rigidez, lentitud de movimiento y temblor) generalmente persiste. 
 
Si bien los datos han demostrado que aumentar la duración de la exposición a los estrógeno (la cantidad de tiempo desde la pubertad hasta la menopausia) disminuye el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson, El aumento de la cantidad de tiempo que se pasa embarazada parece aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Esto parece contradictorio, pero puede deberse a diferencias en el efecto que tienen el estriol (la forma de estrógeno en el embarazo) y el estradiol (la forma menstrual de estrógenos) sobre la enfermedad.

La principal preocupación de las mujeres embarazadas con enfermedad de Parkinson es el riesgo de malformaciones congénitas debido a los medicamentos antiparkinsonianos. Los agonistas de la dopamina, bromocriptina y pergolida (Permax), se consideran relativamente seguros durante el embarazo, pero hacen que sea imposible amamantar porque bloquean la producción de leche. El resto de los medicamentos antiparkinsonianos tiene una clasificación de categoría C, lo que significa que los estudios en animales sugieren algún riesgo, pero los estudios en humanos no están disponibles o no han confirmado ese riesgo. Los datos sobre levodopa con o sin carbidopa (Sinemet) sugieren cierto riesgo en los estudios con animales, pero no se informaron defectos de nacimiento en recién nacidos en el pequeño número de embarazos revisados. La amantadina es el único medicamento antiparkinsoniano que ha provocado malformaciones cardíacas en bebés con exposición durante el primer trimestre.

Las mujeres con la enfermedad de Parkinson no tienen problemas de fertilidad, pero pueden tener cambios en la imagen de sí mismas que conducen a la evitación social y dificultades con la intimidad sexual. Esto puede provocar una disminución de las tasas de embarazo y disfunción sexual. Las mujeres que quedan embarazadas deben enfrentar el desafío de cuidar a un niño después del parto. Creemos  que se debe establecer un sistema de apoyo y planificación es fundamental para ser un padre eficaz, especialmente si tiene una enfermedad progresiva.

Se ha observado que las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad de Parkinson más tarde que los hombres y, por lo general, cuando son posmenopáusicas. La investigación científica básica con ratas ha demostrado que hay un aumento en la lenta disminución de las células productoras de dopamina coincidiendo con la menopausia. El uso de reemplazo hormonal en ratas a las que se les han extirpado los ovarios parece revertir ese aumento. Sin embargo, los estudios en mujeres han tenido resultados contradictorios que muestran solo un beneficio parcial o nulo del reemplazo hormonal. Esto puede deberse al momento del reemplazo hormonal, ya que los estudios en animales han mostrado una diferencia en el beneficio basado en el momento del suplemento hormonal. Las ratas que recibieron suplementos hormonales dentro de los 10 días posteriores a la extirpación de los ovarios no aumentaron la pérdida de células productoras de dopamina. mientras que las ratas que no recibieron estrógeno hasta 30 días después perdieron células más rápidamente. No vieron ningún beneficio de los suplementos en las ratas que los recibieron más tarde.

Los pocos estudios que han comparado el impacto de la terapia de reemplazo hormonal en la progresión de la enfermedad han sido levemente positivos. Las mujeres que recibieron reemplazo hormonal informaron más tiempo de «activación» y puntuaciones de funcionalidad UPDRS más bajas que las que no usaron estrógenos. Desafortunadamente, el número de mujeres estudiadas es demasiado bajo para apoyar el uso de reemplazo hormonal en mujeres con enfermedad de Parkinson en este momento. Los beneficios aún deben sopesarse frente a los riesgos informados recientemente en el estudio de Women’s Health Initiative.

En conclusión, estamos comenzando a comprender el impacto de las hormonas sexuales en el desarrollo y progresión de la enfermedad de Parkinson. Estudios recientes sugieren que existe una relación inversa entre la exposición al estrógeno de por vida y el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. También se ha demostrado que las fluctuaciones en los niveles hormonales darán como resultado cambios en el control de la enfermedad y resultarán en la necesidad de cambios en el manejo de los síntomas durante la menstruación, el embarazo y la menopausia. Con suerte, obtendremos una mayor comprensión en el futuro, lo que conducirá a nuevas opciones de tratamiento para las mujeres con enfermedad de Parkinson.».
 
Hemos encontrado poca literatura al respecto   al menos ueñ español. 

Fuente : Susan M. Rubin, MD, instructora clínica y directora, Centro de Neurología de la Mujer, Hospital Glenbrook, Glenview IL.
.

Artículos recomendados

1 comentario

  1. Sinceramente, admiro a estas tres mujeres que decidieron tener un hijo tras el diagnóstico. Yo descarté la opción de un segundo hijo a causa del párkinson, luego la vida tampoco me ofreció esa oportunidad ya que me separé cuando mi primer hijo acababa de cumplir los tres años y no he conocido desde entonces a ninguna pareja que me llenara, pero reconozco que si hubiera tenido la oportunidad el miedo a dejar la medicación y descubrir mi párkinson en estado puro me supera. Por eso valoro los testimonios de estas tres mujeres, muy bien, gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *