Mi experiencia

Concepción, mujer, 69 años (1952), La Coruña

Quiero compartir con vosotras mi opinión acerca de un aspecto muy característico de la enfermedad, que
es la presentación simultanea de síntomas propios de la enfermedad junto con síntomas debidos a efectos
secundarios de los fármacos ( de esta u otras patologías).

Creo que es preciso estar muy atentos, con una observación reflexiva personal que nada más que nosotros podemos llevar a cabo.

A veces podemos confundir con síntomas de la enfermedad y su empeoramiento. Lo que son síntomas de efectos adversos o secundarios de los medicamentos o de la posología con la enfermedad.

He tenido alguna experiencia positiva y fundamental en ese sentido. Os quiero comentar la más reciente.

Hace unos cuatro años tuve una depresión, que consideraron un síntoma más de la enfermedad, como suele ocurrir. Me prescribieron un tratamiento antidepresivo que funcionó al cabo de unos meses. Me aconsejaron seguir tomándolo durante un año o incluso de por vida (tal como viene siendo habitual en cualquier depresión). La falta de dopamina podía conllevar esa consecuencia.

Aunque me encontraba fuera de los síntomas mas graves de la depresión, seguí arrastrando una especie de aplanamiento emocional que achacaba al Parkinson. Observaba que mis emociones de alegría y tristeza, tanto de grandes acontecimientos como de pequeños detalles. No era como antes, lo comprobaba constantemente y aunque lo asumía me parecía lamentable vivir sin ellos. Le llamaba «sentir de memoria».

Reflexionando, empecé a dudar de si sería realmente algo achacable a la enfermedad o a la depresión, o a un posible efecto secundario de antidepresivo.

Asumiendo las posibles consecuencias de probar a dejar el tratamiento (siempre te amenazan con el regreso de la depresión y te recomiendan tratamiento a largo plazo para evitarlo) tomé la decisión. Lo consulté a la psiquiatra y así lo hice. Para mi sorpresa volvieron las emociones, primero las lágrimas como en una escena de una película, y así una tras otra, la recuperación del sentimiento de belleza , de alegría, de compasión , de tristeza….

Estuve tres años anestesiada emocionalmente, me han confirmado que efectivamente es una probable consecuencia de la toma de antidepresivos. Aunque haya requerido su tiempo merece la pena haber llegado a esa conclusión.

Es espectacular comprobarlo. Espero que os pueda ayudar en algo, si es así me alegro de

Artículos recomendados

1 comentario

  1. A veces caigo en la melancolía pero x ahora no tomo nada sacó fuerzas y me levanto no me resulta fácil es todo un desafío y lucha soy Rosa desde Argentina te abrazo fuerte mucha luz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.