Mi dulce caballero, mi secreto

Mi dulce caballero, mi secreto

Este es un relato que cuenta cómo le cambió la vida a una persona donde los sentimientos se pueden tocar de lo intensos que se vuelven, una historia con un final en donde no se comen perdices, una historia que nadie imagina que vivirá.

 

Una mujer que era feliz, que vivía con su familia, pero que un día se dio cuenta que un caballero la rondaba. Nunca se lo hubiera imaginado, le costó asumirlo, ella se creía inmune, pero entro en su vida y despacio fue apoderándose de ella. A partir de entonces sus ojos guardan un secreto, un secreto que unos pocos conocen, pero que al final todos sabrán, será evidente, no lo podría ocultar. Un secreto que hacía que sus ojos brillaran de una forma especial. Un secreto que la convirtió en la princesa de ojos negros como el carbón. La princesa estaba siendo conquistada por un caballero. Al principio fue difícil muy difícil y lo sigue siendo a pesar de haber pasado ya un tiempo, días intensos en el que no puede dejar de pensar, de pensar en su dulce caballero. Lloró, gritó y pataleó pero al final lo aceptó, aceptó en su vida a este amante que le cambió la vida, vaya si le cambió, porque él, locamente enamorado de la princesa de ojos negros como el carbón la quería solo para él. Así que un buen día la princesa de ojos negros asumió este loco amor, decidió que si tenia que compartir su vida con este caballero lo haría con la cabeza bien alta, cambiaría sus lindos vestidos por un traje de guerrera y lucharía junto a él o contra él pero lucharía, cada día, cada segundo de su vida. Lucharía cada día contra el dolor físico y el dolor interior que a veces que se hace insoportable. Un dolor que la obliga a mirarse todos los días al espejo, y que si todo seguía igual, sonríe, y si no , sus ganas de ser feliz sus ganas de vivir, la dan las fuerzas suficientes para no caer en el abismo.

 

 

 

No es que se volviera más feliz, es que seguía siendo feliz, con la vida un poco más complicada, pero feliz. Vivía el presente y se dejaba llevar por los sentimientos, sentimientos que se han vuelto más sensible pero más fuertes, por que la batalla es difícil. Hay veces que cae derrotada, pero cada vez que lo hace se levanta con mas fuerza, esta dispuesta a todo, a todo aquello que le haga llevar una vida agradable.

 

 

 

Sabía que era duro para los de su alrededor, se esforzaban en entenderla, pero por mucho que lo intentaban no podían. Ella no quería que sufrieran, y cada día después de darle los buenos días a su amante, después ponerse su traje de luchadora, salía a la calle sonriente, con fuerza. Y si se pone a temblar, parece que lleva el ritmo de una canción, y si no puede andar , se pone a bailar, el dulce caballero le marca las pautas de su vida, pero ella encuentra siempre la mejor música para acompañarlo.

 

 

 

Así pasan los días, intentando ser feliz, con lo que le ha tocado vivir, aunque hay veces que siente que se le pide demasiado, que sea buena esposa, buena madre, buena hija, buena hermana, buena amiga y además asuma como si nada a su amante, a su dulce caballero. No le está permitido bajar la guardia ni un sólo instante y eso no es justo no, no lo es. Pero ella, sólo ella, sabe lo que siente.

 

 

 

No sabe cómo acabará esto, no le gusta pensarlo, no hace planes para el futuro, sólo le importa el presente. Se siente presionada, necesita descansar para reponer la fuerza, fuerza que la hace levantar sus ánimos, la que le hace caminar cada día , la que no le permite tirar la toalla y huir a un mundo desconocido, de un mundo del que no se vuelve.

 

 

 

Sólo pide tiempo, tiempo para que sus pulmones se llenen de aire. Tiempo para que sus ojos negros como el carbón dejen de llorar, para que deje de dolerme el alma. 
 
Y ésta es la historia de mujer que el destino, escrito o no, la convirtió en la princesa de ojos negros como el carbón.

 

 

 

Que gracias a su familia y a sus amigos puede ser contada sin vergüenza, sin preguntarse porqué a ella, sin lamentaciones, dignamente y cuando le preguntan qué le sucede, ella contesta que es feliz, que sólo esta viviendo una historia de amor con un caballero, con su dulce caballero. 
 
Que para ella lo importante es sentir, amar, y vivir

Artículos recomendados

2 comentarios

  1. Porqué nos pasa a todas lo mismo, se manifiesta de la misma manera
    Es una mochila muy pesada de llevar. Fuerza!!!

  2. Bienvenida mi querida amiga, tu eres la mas luchadora que conozco, y por eso eres de admirar, en realidad todos los enfermos luchamos , de una manera u otra, pero tu además luchas para ayudar a los demás y eso no lo hacen muchos, no con tu entrega y dedicación. Me alegro mucho de tenerte en el grupo y de leerte, eres la mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *