Es tu elección

Es tu elección

Frente a una enfermedad crónica y neurodegenerativa  ésta, tenemos dos opciones : o la consideramos un enemigo o la aceptamos y comenzamos una convivencia mejor con ella.

 Cómo todos sabemos, a un enemigo hay que presentarle batalla a cada momento. Un enemigo, suele sacar lo peor de nosotros, hace que veamos sólo sus defectos y no nos permite crecer. Nos agota pensando cómo atacarlo. Hace que veamos siempre sus peores cualidades, no nos permite disfrutar plenamente la vida, pues siempre estamos a la defensiva, pendientes sus ocurrencias y ataques. Y lo peor de todo, estamos solos en esa lucha. Nadie nos ayuda de ni nos acompaña. La situación nos aisla de nuestros afectos, nos volvemos seres nerviosos, tristes y desconfiados.

Por otro lado, si elegimos convivir con esta enfermedad, el camino se aliviana. No perdemos la alegría ni la confianza en nosotros mismos. Aceptamos nuestras limitaciones y aprendemos a vivir de otra manera. Ni mejor ni peor, otra, distinta a la que teníamos. Y nos adaptamos a lo nuevo sin abandonar la lucha. Buscamos soluciones. Las compartimos con nuestros seres queridos. No vivimos para la enfermedad, sino que aprendemos a vivir con ella. Sí, por supuesto que tenemos sinsabores. Por supuesto que pasamos días negros o grises, pero mantenemos la fe firme en que son eso, sólo días. Sabemos que el próximo amanecer será mejor .

Somos libres de elegir cómo será nuestra relación con el Sr Parkinson. Puede estar llena de piedras y sinsabores, sólo teniendo en cuenta sus aspectos negativos, o…. aprender a convivir , manteniendo la alegría y sacando lo mejor de nosotros…..

Es tu elección.

Beatriz Navarro 

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *