El silencio

No dijo el mar nada

No dijo la tierra nada.

El silencio cubría mi casa

La enfermedad, el vacío,

La enfermedad, la parada,

El frío y el escalofrío

Hacen de mi vida una nueva estancia

No dijo el sol  nada.

No dijo la luna nada.

El silencio cubría mi alma.

Pero yo quería hablar y chillé

Ya no podía hacer nada.

Mi vida con él se fue

Ya no estaba solitaria.

Tengo que esperar:la medicación

Las manos, los píes dormidos

Y no quieren despertarse.

Me dejan en la estacada.

Recordé que estaba bien

Que yo no tenía barreras.

Pero algo de mí se apodera

Y no puedo comprenderla.

Pero con ella yo vivo
y debo hacer que no corte: 

La vida, la  tarde , el día. 

¡Y sean jornadas que me digan! 

¡Arriba ,arriba ,arriba!

EL mar, la tierra, la luna y el  sol

¡ Gritan a mi favor!

Carmen Labory

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.