El mar y el Párkinson

El Mar y el Párkinson

Cuando me meto en el mar,

siento frescura en la piel,

en el alma es renacer y

en mi mente rompiente,

qué se arreglen las neuronas, 

qué no dejan que navegue ,

por todos lados , andando ,

sin resistencia ninguna.

El mar te da la certeza

de que el movimiento llega,

que su frío y su contacto

hacen que te encuentres sano.

Nunca cosa más engañosa!

Al salir de su guarida,

la pared llega a mi vida.

Tengo que reconocer que el mar da

ánimos mañaneros,

qué despiertan el cerebro

y nos pone más contentos

y así van pasando días

escondiendo un tormento,

qué imposibilita la vida,

una vida normal y serena

que deseo para todos

a los que quiero y añoro,

a los que conmigo van,

deseando que muy pronto, 

solucionen esto del Parkinson,

qué es una enfermedad fatal. 

Quiero ser una sirena que vive en el mar y que se adentra en la tierra cuando quiere caminar.

Artículos recomendados

3 comentarios

  1. Precioso y profundo como el mismo mar 💜

  2. Que bonito … comparto 100%, el mar cura aunque sea por un rato.

  3. Así es,el mar es una cura, aunque sea un rato, nos hace olvidar la enfermedad
    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *