Correr el maratón de Nueva York para luchar contra la enfermedad de Parkinson

Correr el maratón de Nueva York para luchar contra la enfermedad de Parkinson

Hace un par de semanas, mi amiga Liz escribió en nuestro grupo de FB que la Parkinson’s Foundation tenía dorsales extra para el maratón de Nueva York (7 de noviembre). Decía que se lo estaba pensando, porque ya había corrido en 2019. Nuestra amiga Kamal empezó a planteárselo, aunque le preocupaba un poco la falta de experiencia. La sorpresa es que ambas se han apuntado ya y se preparan para el gran día.

Hablé con ellas a principios de octubre, me contaron sus planes de entrenamiento y compartieron conmigo su entusiasmo ante semejante desafío. Esta es su historia.

Sobre el entrenamiento y la carrera

La víspera de nuestra conversación, Liz había corrido el maratón de Londres. No es que hubiera ido a Londres: los corredores que quisieran participar podían hacerlo en cualquier ciudad del mundo. Corrió su primer maratón en 2019 y tuvo tres guías, tres voluntarias de Achilles International. Kamal también está entrenando con Achilles en Central Park, y también correrá con guía. 

Achilles International es una organización mundial que apoya a todo tipo de atletas con una gran variedad de programas. Uno de ellos es poner en contacto a corredores con guías para eventos como el maratón de Nueva York. Correr con guías es esencial cuando se tiene una discapacidad. Recuerdo perfectamente ver a Liz, entre la multitud, pero protegida por la gente de Achilles. Estaban pendientes de que tuviera suficiente espacio y de que nadie se le cruzara por delante ni la hiciera tropezar.

Sobre por qué corren

Lo más curioso es que las dos dijeron que porque podían. No era solo que la Parkinson’s Foundation lo haya hecho posible, sino poder hacerlo. Kamal se cayó hace unos meses, y tenía problemas para moverse por casa. Y ahora está corriendo… ¡porque Liz se lo pidió!

Además, corren en beneficio de la Parkinson’s Foundation. Hace unos meses, Liz participó en un evento ciclista organizado por ellos, y le contó a la coordinadora de eventos que había corrido una carrera de 10 km esa misma mañana. Lauren se acordó de ella y le escribió cuando se encontró con dorsales extra para el maratón de Nueva York. Normalmente, los corredores se comprometen a recaudar 3.500 dólares para la investigación de la enfermedad de Parkinson (EP), pero como faltaba poco tiempo para el 7 de noviembre, no tendrían que cumplir con este requisito no se les aplicaba. Sin embargo, en el momento de escribir estas palabras, Kamal había recaudado 1.515 dólares y Liz se acercaba rápidamente a los 1.000 dólares.

Sobre lo que les emociona

Liz no dudó en responder a esta pregunta: las masas de Nueva York son increíbles, los vítores, la energía. Una de las ventajas de correr cuando tienes una discapacidad es que empiezas pronto, incluso antes que los corredores profesionales. Así que te encuentras sola en el imponente puente Verrazzano, entre Staten Island y Brooklyn. Y entonces los profesionales pasan corriendo, y los ves correr tan rápido y piensas: «¡madre mía, para cuando lleguemos al otro lado del puente, ellos ya habrán terminado!». 

Kamal nunca ha participado en el maratón de Nueva York, ni siquiera desde la barrera, ya que se mudó aquí con su familia poco antes de la pandemia. Liz le mandó un vídeo para enseñarle lo que se siente, ¡y la convenció! 

En pocas palabras

Kamal: Nunca he corrido, y ahora estoy muy emocionada. El mero hecho de que nunca haya pensado que podría hacerlo me hace feliz, estoy encantada de que sea posible. No me importa lo que piense la gente, si termino o no, si hay gente animando. Quiero que la gente participe, sobre todo la gente como nosotros, que estamos en la lucha.

Liz: Es esencial que hables con tus médicos sobre tus planes de correr un maratón. Además, asegúrate de escuchar a tu cuerpo, si es demasiado, no pasa nada por parar. 

Por último, pero no menos importante

Si tienes pensado participar en el maratón de Nueva York, ¡escríbenos!

Si vas a correr, te seguiremos en la aplicación. Si quieres animar a los corredores, vente a Long Island City, Queens. Nos colocaremos estratégicamente para jalear a Liz, Kamal y muchos más.

Foto: Kamal y Liz con sus guías durante un entrenamiento, Nueva York, 2021.

Sabela Avión

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.