Bienestar en la salud mental (estrategias)

Bienestar en la salud mental (estrategias)

La Dra. Subramanian y sus colegas los Drs. Chaudhuri, Mari y Fernández escribieron un artículo con el Dr. Pontone sobre los obstáculos con los que se encuentran las personas afectadas por la enfermedad de Parkinson (EP) en cuanto a la atención de la salud mental. Dado que el documento no es de libre acceso, pero contiene información muy importante para ayudar tanto a las personas con EP como a los profesionales, este artículo es la continuación del primero, en el que hablamos sobre los obstáculos; hoy proponemos un método para ofrecer soluciones innovadoras. La Dra. Subramanian y el Dr. Chaudhuri dirigirán un grupo de trabajo sobre el bienestar en la Sociedad Internacional de Parkinson y Trastornos del Movimiento (MDS, por sus siglas en inglés) con el objetivo de proponer soluciones. Sabemos que las personas con EP están ansiosas por recibir orientación en este ámbito. 

Si tienes alguna inquietud relacionada con tu salud mental, es importante que sepas que no estás sola/o y que hables con tus seres queridos y con tu equipo médico sobre lo que te pasa, para que puedan ayudarte. Las fiestas son un período en que mucha gente sufre por cuestiones relacionadas con el aislamiento y la salud mental, por eso te animamos encarecidamente a que hables con tus seres queridos en este período tan estresante

PROPUESTA DE PROCEDIMIENTO PARA LA ELABORACIÓN DE ESTRATEGIAS DE ACTUACIÓN FRENTE A LOS OBSTÁCULOS RELACIONADOS CON LA SALUD MENTAL

1. La educación, que incluya la concienciación sobre la enfermedad 

Deben crearse recursos educativos básicos en materia de salud mental y bienestar, para el paciente y para el profesional. Proponemos que los vídeos educativos dirigidos a ambos para concienciar sobre los problemas de salud mental en la enfermedad de Parkinson (EP) estén disponibles de forma generalizada y se traduzcan a varios idiomas.

2. Empoderamiento a través de un estilo de vida que pueda aprenderse

Las estrategias de bienestar para fomentar la salud holística incluyen la formación sobre resiliencia, el fortalecimiento de una actitud positiva, la perseverancia y la capacitación de los pacientes en cuanto al sentimiento de autonomía. Hay varias estrategias de autogestión prometedoras, pero es necesario incluir en su aplicación al acompañante y el apoyo entre pares. Las personas con EP buscan una alternativa al mero acercamiento farmacológico para tratar sus problemas de salud mental, quieren una solución que les permita ser partícipes de su propio cuidado. El asesoramiento y la educación a la hora de elegir estilos de vida que se pueden ver modificados, tales como el sueño, la alimentación, las estrategias relacionadas con el ejercicio multimodal, la relación cuerpo-mente y la conexión social deberían estar disponibles para todas las personas con EP desde el diagnóstico. Es necesario hacer hincapié en la evaluación temprana de la salud psicológica y mental para lograr un tratamiento psicosocial desde el momento del diagnóstico, de manera longitudinal, a lo largo de todas las etapas de la enfermedad. 

3. Nuevo modelo del equipo de atención de la salud

Se han propuesto nuevas estrategias para resolver dificultades como las limitaciones para acceder a los profesionales de la salud mental, el aislamiento social y la soledad; algunas de ellas han sido encabezadas por los propios pacientes. Entre ellas se encuentran:

a) Un sistema de apoyo social, como un «colega de control de la salud mental», que bien podría ser un amigo u otra persona con EP, que se ocupan de ese control con una llamada telefónica semanal. 

b) Mentoría entre compañeros, en la que una persona más experimentada en la enfermedad pueda guiar a un paciente recién diagnosticado a través de la trayectoria de su patología. 

c) Los educadores de salud pueden tener experiencia para explicar determinadas estrategias de bienestar o clases de ejercicio (por ejemplo, el programa Bounce Back de Canadá utiliza educadores en línea y un cuaderno de ejercicios para orientar a los pacientes, algo parecido al Rock Steady Boxing en los Estados Unidos).  

d) Los «trabajadores de enlace» con la asistencia sanitaria en la comunidad que, mediante la prescripción social (ver más adelante), crean vínculos vitales entre los pacientes y la asistencia social disponible. Son muy parecidos a los modelos de otras partes del mundo (por ejemplo, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido). 

e) Establecimiento de contactos entre los profesionales de la salud mental y a los terapeutas asociados para atender a un mayor número de pacientes menos graves y reducir los tiempos de espera (por ejemplo, la Mejora del Acceso a la Terapia Psicológica — IAPT por sus siglas en inglés — del Servicio Nacional de Salud).

4. Sensibilización proactiva/divulgación global 

Acercamiento proactivo a los pacientes y cooperación con todos los aliados que estén dispuestos a colaborar en este esfuerzo, como geriatras, médicos de atención primaria, personal de enfermería, trabajadores sociales o cuidadores. Todos los profesionales de la salud que puedan participar deberían recibir formación sobre la evaluación de la salud mental, las derivaciones adecuadas y, en algunos casos, algunas intervenciones de primer nivel en materia de salud mental como, por ejemplo, el inicio de un tratamiento antidepresivo adecuado. Las estrategias de bienestar pueden enseñarse y reforzarse en entornos grupales y virtuales y difundirse a la comunidad global de la enfermedad de Parkinson. 

5. Prescripción social 

El aislamiento social y la soledad agravan los problemas de salud mental y se asocian a una mala calidad de vida en la EP. La «recomendación social» se lleva a cabo cuando los profesionales de la salud remiten a los pacientes al apoyo de su comunidad para mejorar su salud y bienestar. En el caso de las personas con EP, deben analizarse las estrategias de recomendación social en las que los pacientes vulnerables pueden ser identificados de forma preventiva. Estas estrategias utilizan novedosos enlaces de difusión en la comunidad, como «trabajadores de enlace», mentores, entrenadores o líderes de grupos de apoyo. Esta práctica ha ganado terreno en el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido y ha sido adoptada lentamente en otros países como, por ejemplo, en la iniciativa de The Veteran Administration Compassionate Contact Corps. 

6. Autonomía 

El objetivo final de cualquier estrategia de bienestar es ayudar al paciente a tomar las riendas de su propia salud, eligiendo un estilo de vida que mejore su calidad de vida y que, a través de la autonomía, le ayude a desenvolverse mejor. Capacitar a los pacientes para que se conviertan en el agente activo central (auto-agente) en la búsqueda de una gestión óptima de la enfermedad y la salud es la cúspide del modelo propuesto de la actual estrategia de bienestar.

La pandemia de COVID-19 ha afectado gravemente a la vida de las personas con EP y de sus acompañantes. Ha ampliado las desigualdades en la atención y las lagunas en la gestión de la salud mental se han hecho más evidentes. Esperamos trabajar con los pacientes y sus seres queridos para reajustar en profundidad el modelo de atención sanitaria, de modo que incluya un enfoque más holístico y centrado en ellos en cuanto a la salud mental y al bienestar de las personas con EP.

Dra. Indu Subramanian

Traducción de Marisa Martín

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.