En este momento estás viendo Receta de guisantes con jamón

Receta de guisantes con jamón

La receta de guisantes con jamón de hoy es una de esas recetas fáciles que casi todo el mundo conoce, y de la que casi todo el mundo tiene su propia variación. Y no es de extrañar, porque es una receta rápida y fácil de hacer, una receta sana para el típico día que no tienes mucho tiempo pero quieres comer bien.

Es ideal para comer o cenar, y también te sirve de acompañamiento, y yo la preparo así.

Ingredientes para la receta de guisantes con jamón

Estas cantidades son para dos personas:

  • 100g de jamón ibérico
  • 2 botes pequeños de guisantes en conserva
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Caldo vegetal
  • Harina de maíz o Maizena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación de la receta de guisantes con jamón

Corta la cebolla y el ajo en trozos y pásalos por la picadora hasta que queden triturados. En una cazuela, añade dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y pon la cebolla y el ajo a pochar con un poco de sal hasta que estén blanditos.

Mientras tanto, trocea el jamón. En una sartén calienta un poco de aceite y añade el jamón a trozos a fuego alto, para que quede crujiente. También puedes no pasar el jamón por la sartén y ponerlo directamente en la cazuela, pero a mí me gusta más así.

Cuando la cebolla y el ajo estén blandos, añade los botes de guisantes colados y lavados previamente. A continuación añade un poco de caldo vegetal, en una cantidad equivalente al del agua de conserva que traían en el bote. Mezcla todo bien con la cebolla y el ajo.

Añade una cucharadita pequeña de harina de maíz o Maizena y mezcla bien. Luego añade el jamón y vuelve a mezclar. Deja que se cocine todo junto unos 5 minutos o el tiempo suficiente para que espese el caldo.

Deja enfriar un poco y ya puedes servir.

Qué nutrientes lleva esta receta de guisantes con jamón

GuisantesSon una excelente fuente de proteína vegetal pero mucho más digestivos que las legumbres. Tienen numerosas vitaminas (B1, C, K y A) y minerales (hierro, fósforo y magnesio). También aportan mucha fibra, ayudando a controlar el azúcar en sangre y mejorando el tránsito intestinal.
Jamón ibéricoEs fuente de proteínas y grasas, aporta vitaminas del grupo B, que son neuroprotectoras, y vitamina E, que es antioxidante. Entre sus minerales, destacan el zinc, el hierro y el magnesio. También aporta triptófano, que actúa como un antidepresivo natural. Hay que tomarlo con moderación.
CebollaProtege la función hepática, la vesícula y el páncreas. Favorece el tránsito intestinal, es antioxidante gracias a su vitamina C, y neuroprotectora gracias a su alta concentración en ácido fólico (B9) y vitamina B6 (que interviene en la producción de dopamina). Es diurética y depurativa, ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas.
Aceite de coco virgen extraEl aceite de coco virgen extra es una grasa buena. Las grasas buenas son fundamentales para el correcto funcionamiento del sistema nervioso (especialmente el cerebro) y el funcionamiento hormonal.
AjoRiquísimo en numerosos minerales: manganeso, selenio, potasio, calcio, cobre, fósforo y hierro. Antioxidante (vitamina C y alicina) y neuroprotector (vitamina B6). En generosas cantidades se considera un alimento paliativo en demencias y enfermedades neurodegenerativas por su alto poder antioxidante. Antibiótico, antifúngico, anticoagulante, antitóxico y regulador de la presión arterial.

Estos guisantes con jamón están deliciosos y no podrían ser más fáciles de hacer. ¡Ficha esta receta!  

Deja una respuesta