En este momento estás viendo Mi cuerpo no va con mi cerebro

Mi cuerpo no va con mi cerebro

 Mi cuerpo no va con mi cerebro

Y de pronto la vida te frena, que no de golpe, que es lo que tú piensas. Ya te lleva  tiempo avisando que tu cuerpo no podía más, no te pedía ni te exigía que fueses superwoman. Sólo te pedía calma en tu interior y por qué no estuviera todo a la perfección, tampoco pasaba nada. Mimate, mira más por ti. Algo tan sencillo pero tan complejo a su vez.

Pasaron días, meses, años y tu cuerpo, lo notaba, que ya no estaba bien. Miles de inquietudes, temores, pero no saber qué le pasa a mi cuerpo.

Por qué no puedo cepillar mis dientes, ducharme, cubrir mi pelo lavado con una toalla y sin poder cepillar, y juntar mantequilla en una rebanada de pan,como es posible que me cueste tanto, abrir una lata, etc…

Y te preguntas : Que le pasa a mí brazo porque no hace lo que mi cerebro  ordena .Caminar?Esa lentitud

Tropezar con las puertas de casa, tus brazos llenos de cardenales y porqué tropiezo?. Que me pasa, bueno será una racha mala, piensas tú. Pero no resulta que vas a peor y te preguntan : Qué te pasa? Y no lo sé, no tengo explicación. No tengo dolor, solo esas torpezas que van agrandandose.

Mi cuerpo no va con mi cerebro. Que sucede. Ya empiezas con médicos que te escuchan, te valoran, pero tampoco tienen una explicación. Para entonces ya llegan los temblores y por consiguiente el temido, pero a su vez esperanzador diagnóstico. Tienes parkinson.

Cómo? No puede ser, no me toca, no es verdad. Debe de haber un error. Aunque las pruebas son determintes y no lugar a error.

Y entre el tratamiento y tú desánimo los días son un infierno.

Tienes que ser fuerte la vida te pone esto en tu camino, porqué? .No, no porqué, pregúntate :PARA QUÉ

Hoy ya entiendes el para qué.

Y os agradezco enormemente el total apoyo recibido desde el minuto uno. No podría nombrarlos porque sois muchísimos y agradezco a la vida que nos hayamos encontrado por el camino, sin vosotr@s no podría haberlo conseguido. Mis niños queridos, cuanto me habéis ayudado, mi familia gracias, mis amigas, que decir de lo valiosisimas que son, no lo habría podido conseguir sin ell@s.Mi doctora, maravillosa, a pesar, de la dificultad, debido al confinamiento, citas no presenciales, etc..

Hoy estoy mucho mejor, pensé y me aconsejaron que la mejor manera era   Aceptar. Y así lo voy consiguiendo,que está enfermedad, es una compañera de viaje,nada grata,en mi vida, y procuraremos llevarnos bien para que este cuerpo viva «casi» normal.

Agradecer y agradeceros todas las muestras de cariño y apoyo.

Y e aquí que me gustaría aportar mi granito de arena para todos los enfermos de parkinson y sus familias y amigos, que entre todos lo conseguiremos.

Y a mi gente, que vivo el presente, pero, por si, el futuro no me permite expresaros todo el cariño demostrado hacia mi persona. Que sepáis lo mucho que me dais.

Fuerza. Valientes

Marisol Reina

Deja una respuesta